Categorías
Historia del Sargento Tarija nivacle Relatos

Defraudando armas al ejército

El ejército daba armas a los nivaclé, pero estos las escondían en el monte, una y otra vez. Esquivaban con destreza las balas, que eran como langostas pasando. Toda la zona se llenó de bolivianos y paraguayos, nombre de fortines, retroceso boliviano y establecimiento de frontera.

Carlos Gutiérrez, Yishinashat, 2009 – nivacleCG2009a
https://doi.org/10.34847/cocoon.f5dc8d4d-0990-4518-9c8d-4d0990851849

El jefe de los Tucús [boliviano] decía: “vengan y vayan contra los paraguayos”, “aquí tienen sus armas”, entonces los Nivaclé aceptaron las armas, pero no fueron a pelear, se escaparon, se fueron corriendo con ellas, Así fue, los Nivaclé no pelearon contra los paraguayos.

¡Muchos mataron! los bolivianos corrieron lejos de aquí; hasta ahora hay paraguayos vigilando en esa zona. Muchos fueron los que murieron. Así fue. Muchos.

Los bolivianos fueron retrocediendo cada vez más y se fueron corriendo hasta Guachalla. Pero hasta allá llegaron también los paraguayos y no pararon hasta llegar al Bañado, allí desde ese entonces se establecieron los paraguayos y del otro lado los bolivianos.

Los antiguos Nivaclé siempre mentían a los bolivianos y éstos les daban armas y balas, pero era un engaño porque se iban al monte y se escondían y ahí guardaban las armas y las balas, luego se devolvían corriendo y decían que los paraguayos los perseguían. Eso hacían los Nivaclé y guardaban las armas. Cuando volvían le decían al jefe de los bolivianos que los paraguayos se las habían quitado, Humm [Expresión], ¡otra vez!, Eso fue así.

Por eso digo que es cierto, hay que recordar siempre lo que pasó.  Los Nivaclé perseguían a los bolivianos y no sentían las balas. No tenían miedo cuando pasaban las balas, era como si fueran langostas. Cuando les disparaban de vuelta, los Nivaclé se agachaban bien en el suelo, Los paraguayos hacían igual que los Nivaclé y después se levantaban y disparaban.

Tinjoké (Tinfunké) era el lugar de los bolivianos y Saavedra también Samaclay y Nanawa, Y otro que está hacia el monte… creo que es… Paratodo… o Toledo. había muchos bolivianos en esos lugares y los paraguayos que viven acá vinieron de aquel lugar, eran muchos también.

Hay algunos que vieron esa historia, yo nada más la escuché. Yo siempre escuché esta historia, la historia de los paraguayos y de los bolivianos en la guerra.

Los Nivaclé fueron amigos y compañeros de los paraguayos en la guerra contra los bolivianos, es por eso que nos queremos muy bien. Los Nivaclé fueron compañeros de los paraguayos en la guerra. Así fue. Esto es cierto. Los bolivianos fueron nuestros enemigos; porque los bolivianos supieron que éramos amigos de los paraguayos. Eso es todo

Para citar este documento : Carlos Gutierrez, "Defraudando armas al ejército" in Otra guerra del Chaco, https://chaco.hypotheses.org/582, accessed 29/11/2021.

Una respuesta a «Defraudando armas al ejército»

[…] El jefe de los tucús [boliviano] decía: “vengan y vayan contra los paraguayos”, decía, “aquí tienen sus armas”. Los nivacle aceptaron esas armas, pero no fueron a pelear. Salieron corriendo con ellas, se escaparon. Así fue […] Los antiguos nivacle siempre  mentían a los bolivianos. Y éstos  les daban balas a los nivacle. Pero era un engaño, porque después se iban y se escondían en el monte. Se iban al monte y ahí guardaban las armas y las balas. Luego se devolvían corriendo y decían que los paraguayos los perseguían. Eso hacían los nivacle  y después guardaban las armas. Le decían al jefe de los bolivianos que los paraguayos se las habían quitado. ¡Humm! ¡Otra vez! Eso fue asi. (C.G.2009d) […]

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.