Categorías
Historia del Sargento Tarija nivacle Relatos

Uno al que decían Sargento y tenía buena puntería

Uno al que decían sargento y tenía buena puntería. Sargento Escobar le pidió a un nivaclé que era soldado que le demostrara su buena puntería. El nivaclé realiza diversas pruebas, hasta darle lograr darle a un pajarito que volaba a lo lejos.

Francisco González, San José de Esteros, 2008. nivacleFG2008a
https://doi.org/10.34847/cocoon.3860cb12-e512-4478-a0cb-12e512a47862

Cuando llegó ese Nivaclé, ahí había un tal «Sargento Escobar» ese mismo Sargento Escobar le puso ese nombre, «Sargento», porque siempre lo acompañaba, se iban de caza.

Una vez le dijeron al Nivaclé, «¡dispárale a esa vaca!». La vaca estaba muy lejos y era salvaje a esa distancia los soldados no podían pegarle. Era de mañanita cuando salieron. Iban siguiendo unas huellas frescas y cuando vieron la vaca se escondieron le pasaron el fusil al Nivaclé para que dispare ¡y le apuntó! Un soldado agarró al animal herido. Ahí midieron la distancia. Siempre se iban por la costa del Bañado.

Una vez pararon a descansar en un «bobal» [lecho de plantas acuáticas], sobre la costa del río. El sargento quería ponerlo a prueba otra vez. Una garza iba volando bien alto y le dijeron que le disparara. Él le apuntó y disparó. Y el soldado fue a ver dónde le había pegado a esa garza.

Otra vez, pasó un pájaro chiquitito («Pista’a») – ¿Le vas a pegar a ese pajarito?, le preguntaron. – Cuál pajarito, contestó él. – Aquél, le dijeron, no creo que le pegues, es demasiado chiquito, decían. Y ¡pum! ¡Le pegó! Las plumas nomas quedaron. Por eso es que después querían llevárselo al cuartel.

por eso después querían llevárselo, quería llevárselo ese sargento Escobar, Entonces le entregaron su uniforme: le dieron camisa, pantalón, zapatos, C’utsa’ajh, ese “Sargento” no peleaba con los bolivianos, vivía ahí mismo, no peleaban; los bolivianos lo querían, pero el misionero no quería que se fuera. Los Nivaclé ya tenía fusiles de antes, los samtó les tenían miedo.

Los argentinos mataban a los Nivaclé y mezquinaban el Bañado, cuando iban a pescar los mataban, a Nivaclé que veían lo mataban; así que los Nivaclé vigilaban también. “Nos van a matar a todos” decían así que, unos pescaban mientras los que tenían buena puntería vigilaban. Tenían aquellos fusiles de los bolivianos antes que se los quitaran. Un día los estaban esperando cerca del fortín Pilcomayo, los Nivaclé estaban escondidos entre las plantas (acuáticas), cuando los militares bajaban por el río siempre miraban si encontraban huellas a ver si había algún Nivaclé, pero cada Nivaclé ya había elegido a su militar. Después de aquella vez no molestaron más, a uno lo dejaron escapar herido, lo dejaron que se fuera para que cuente.

Para citar este documento : Francisco González, "Uno al que decían Sargento y tenía buena puntería" in Otra guerra del Chaco, https://chaco.hypotheses.org/459, accessed 29/11/2021.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.