(1932) Manuel Tiogod Silva busca desertores en las aldeas indígenas

La historia transcurre durante la movilización general de 1932, tras el comienzo de la guerra. El yshir Manuel Tiogod Silva, que había sido reconocido por el ejército y llevaba «gorra y uniforme», ayuda a al ejército a desemboscar pobladores que se habían escondido en las aldeas indígenas para escapar de la guerra.

La historia tiene se compone de tres momentos: i) Manuel Silva baja del barco y se saca uniforme militar; luego recorre como indígena las tolderías ribereñas; ii) llegado al lugar, vence la desconfianza de las mujeres e identifica a los hombres que se han escondido; iii) tras retirarse vuelve con cien soldados y apresa a los fugados, que son enviados al cuartel de Bahía Negra 

I) Manuel Silva baja del barco y se saca uniforme militar; luego recorre como indígena las tolderías ribereñas. 

Según los narradores, Manuel Silva tendría en esa fecha entre treinta y cuarenta años, hablaba corrientemente castellano y guaraní como los otros soldados y tenía el privilegio de poder subir al puente del barco militar Humaitá que abastecía Bahía Negra y aseguraba el transporte militar. 

En el tiempo de la guerra, el teniente Manuel Silva hablaba como los paraguayos, castellano y guaraní. Igual que los paraguayos. El usaba unos anteojos así. Entonces se subió al barco [en Bahía Negra] y se fue ishirSE2009e

Él [Teniente Silva] tenía treinta o cuarenta años cuando se lo llevaron los militares. Porque es experto en el monte, por eso se lo llevaron y al otro [Capitán Pinturas] también. Coronel Manuel Silva andaba en el barco. ishirJR2009a

Ese nuestro abuelo Manuel Silva. El buque traía unos pocos. Como quinientos o trecientos traía y después llevaba a los chamacoco. Ahí los nombraron como capitán, ya tenía su uniforme y su gorra militar ishirCV2009c

ii) llegado al lugar, vence la desconfianza de las mujeres e identifica a los hombres que se han escondido. 

Manuel Silva tenía uniforme militar y viajaba en el barco junto a los militares. Sólo que, llegado a determinado punto, se bajaba del barco, se deshacía de su uniforme y, “disfrazado” de obrajero, recorría las tolderías en busca de paraguayos en fuga : 

Se bajó en [Pto.] Mihanovic mientras los otros seguían hasta [Fte.] Olimpo. El se bajó a mitad de camino y se fue caminando por entre los obrajeros. Andaba así, con ropa común. Con el sombrero roto, con todo roto, así andaba. Nadie sabía si era militar o indígena, lo que si es que hablaba bien el guaraní. Silva se bajó y se fue, se perdió. ishirSE2009e

Cuando llegaba a Bahía Negra, se sacaba su ropa de militar y salía a buscar soldados paraguayos, a ver si encontraba. Los paraguayos se confunden con su ropa, no sabían que era militar. Eso era para encontrarlos. ishirJR2009a

Ahí se bajaba el capitán mientras el buque seguía avanzando. Se bajó el ishir y se fue buscando por el camino. Llegó donde unas mujeres. Les preguntó si este era el camino. Él iba avanzando, encontró un grupo de mujeres paraguayas y descansó ahí. Le preguntaron de dónde venía. El dijo «Soy Ishir, vengo escapando y vine por aquí».  Escondió su ropa y se puso su ropa particular, vieja. Dijo – Soy ishir, vengo escapando, estoy perdido, ¿no hay hombres por aquí? Ahí había uno, que venía por las tardecitas, pero cuando lo vió se escondió otra vez. Entonces las mujeres llamaron a sus maridos y les dijeron: ¡Este es un indígena que se escapó! Y así, él contó uno por uno y sabe cuántos son. Él se había ido primero para saber dónde estaban. Y cuando supo el lugar dijo que volvería. ishirCV2009c

iii) tras retirarse vuelve con cien soldados y apresa a los fugados, que son enviados al cuartel de Bahía Negra. 

Una vez que Manuel Tiogod Silva había identificado el lugar en el que se escondían los desertores y vencido la desconfianza de la gente, entonces, iba a buscar a los otros soldado y volvían por la noche rodeando la toldería para apresar a los recalcitrantes y llevarlos hasta Bahía Negra. Según la versión de Fermín Escobar, todos los que habían buscado refugio en las tolderías – camperos, boyeros, carreros – eran llevados a Bahía Negra en “donde se vestían como marinero y dejaban su ropa en el camino”. La versión de Juan Romero insiste en que el asalto se daba sólo de noche, una vez que Manuel Silva haya identificado durante el día en qué toldería estaban escondidos los paraguayos. Según la versión de Chiquilín Vera, entonces Manuel Silva volvía a vestirse como militar y volvía con cien hombres más para llevarse a los que se habían atrincherado  

Entró y llevó su grupo [de soldados] para rodearlos. Al amanecer ya cada uno con su silbato. Cabo o teniente, cuando él toca su silbato, todos tocaron el suyo.  Entonces se fue estrechando, se fueron juntando hasta agarrarlos. Si es campero campero, boyero boyero, carrero carrero. A todos los llevaron hacia el barco, con espuelas y pierneras todo completo. Y acá [Bahía Negra] se bajaban, se sacaban todo y se vestían como marinero. Dejaban su ropa en el camino. ishirSE2009e

Después, cuando identificaba el lugar donde estaban, entonces venía con su tropa [soldados] para atraparlos y sacarlos de ahí. Decía mi tío [Manuel Silva], «de día no los atrapábamos, sólo de noche. A las dos o tres de la mañana». Ahí los rodeaban, hacían un círculo y los agarraban a todos. Los llevaban a Bahía Negra. Los agarraban ahí en el monte, los sacaban y los entregaban a la tropa que iba en el barco. ishirJR2009a

Entonces volvió el Ishyr, con su uniforme de militar y una escolta de 100 soldados. Atrapó a todos los paraguayos, en cada lugar en donde se habían atrincherado. ishirCV2009c